ampharou

miércoles, febrero 22, 2006

Carnaval 2006.

¡Ea, pues están todos ustedes invitados!

A partir de este fin de semana y hasta el día cinco de marzo (vale, para los más jartibles, hasta el doce) Cádiz celebra sus carnavales, aunque en realidad, el cachondeo empezó hace ya algunos días, con el COAC (que sí, el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas).

Así que quien se quiera pasar, tiene las puertas abiertas, aunque no estarían de más unas pequeñas indicaciones para los que se nos sumen este año por primera vez:

La única condición indispensable para vivir bien el carnaval es tener muchísimas ganas de pasarlo bien. Por esta misma razón, requisito básico para acceder a él es soltar, en los depósitos a tal efecto situados en la entrada a la ciudad, cualquier atisbo de malos rollos, actitudes pendencieras o simple gana de fastidiar. Recordamos que no se podrán recoger a la salida, pues a medida que se vayan llenando los citados depósitos, se procederá a su automática destrucción.

Si tiene que desplazarse hasta el casco antiguo (si está fuera de él, sería lo más conveniente, o poco carnaval va a ver), olvídese de llegar hasta allí en coche. Sólo conseguirá un monumental cabreo y tener que volver por donde ha venido y aparcar en la Zona Franca. La ida puede hacerse a pie, son numerosos los grupos, disfrazados o no, que lo hacen y así se va metiendo en situación al socializar con ellos. Desde fuera de la ciudad se puede acceder en tren, que le dejará en pleno centro y a poca distancia del meollo del cachondeo, amén de que también encontrará en él numerosas personas que vienen a lo mismo y con las mismas ganas que usted. Por los horarios, sobre todo los de vuelta, no se preocupe. Al fin y al cabo, convénzase, va a pasar usted la noche aquí y terminará cogiendo el tren después de pasar por la Guapa.

Es totalmente indiferente acudir al carnaval disfrazado o vestido de paisano*. Si se decide por el disfraz, olvídese de las postales del Carnaval de Venecia. Son muy chulos, sí, pero poco prácticos. En Cádiz nos va más aquello de ‘hágalo usted mismo’, y por supuesto, prima más la originalidad de la idea que la confección del tipo. Si por el contrario elige vestirse de paisano (cuidado, según de qué paisano se trate también se considera disfraz), las Autoridades Sanitarias del Carnaval aconsejan proveerse de ropa cómoda y, sobre todo, de unos zapatos que no importe tener que tirar una vez pasado el domingo de piñata o, en su defecto, sean susceptibles de poderse limpiar con zotal o cualquier otro desinfectante, sobre todo si llueve o acude usted al carrusel de coros.

Y una vez dicho todo esto, sólo queda desear un buen Carnaval para todos ¡¡y que no decaiga la fiesta!!

*Heliópolis, tú puedes omitir perfectamente la lectura de esta parte del post.
pensado por ana at 4:52 p. m.

9 Comments:

Sólo falta que esto salga en otro par de blogs, y se ha firmado mi sentencia de muerte carnavalera. :)))

22 febrero, 2006 17:33  

Puesto así, invitación aceptada. Y Heliopolis, creo que salga más o no, tu sentencia está firmada ;).

22 febrero, 2006 18:51  

El manual de carnaval (sitios y lugares) para forasteros, ha sido de quitarse el sombrero. Vayase a tomar por culo la concejalía de turismo del ayuntamiento de Cádiz.
Este año será el primero que llegue al carnaval arrastrándo me como busano que soy, lo bueno es que se como se hace porque las vueltas si las hacía casi arrastrándome.

22 febrero, 2006 18:52  

Todo suena bien en este escrito, desde el cartel de presentación, la invitación, las ganas, la alegría... se nota que en Cádiz se VIVE el Carnaval...

Ojalá todas las ciudades tuvieran esos contenedores, sí tenéis de sobra mandad alguno, al menos me alegro de que los tengáis ahí...

A disfrutar...

Un beso.

22 febrero, 2006 20:10  

Weno, tendré que erigirme yo como defensor de mi "vaporcito". Pobrecito, maltratado con esos catamaranes. Y protagonista de multitud de letras y se han olvidao de él. Pos nada. Aski estoy yo para defenderlo, y somos ná más y na menos que 4. Marinero que es uno. Marineros que somos. ;)

No me resisto:

Vino de ser balabari
un barquito pinturero
que hacía visitas a Cádiz
y dormitaba en el puerto

ya lleva sesenta años
navegando la Bahía
y Pepe ha dejado el mando
pues su salud lo pedía.

Ay, Vaporcito del Puerto
que te has metido en el alma
por la copla de un poeta
que vive en su dulce calma.

Ay, terminando la aventura
de un marinero querido
con la medalla que premia
el cansancio padecido.

Ay, aunque Pepe ya no guíe
la proa del Adriano
seguirá mirando a Cádiz
porque Juan, su propio hermano

alargará la leyenda
del barquito pinturero
que construyó un marinero
y le dio gloria a un poeta.

Ay, Vaporcito del Puerto
eres en tu tierra y en tu mar profeta.

22 febrero, 2006 20:17  

Cuando ví el cartel de este año, no pude sino acordarme del cuplé de los borrachos "¿Qué carajo es esto Dios mío de mi alma?" (disculpad el exabrupto).

22 febrero, 2006 20:46  

Allí estaré en mente!

23 febrero, 2006 22:06  

que envidia, si no estuviera tan agotada hacia un hueco y me iba para cai , ganas no me faltan.. pasarlo bien.. excesivamente bien

23 febrero, 2006 23:31  

Pues a pasarlo bien!!! Ya contarás cómo ha ido todo....

26 febrero, 2006 21:20  

Publicar un comentario

<< Home

!-- Begin Webstats4U code -->